“Resulta irónico que cuando se presta atención al futuro es cuando no se tiene ninguno”

Arthur.C.Clarke (1917-2008). Escritor inglés de ciencia ficción futurista.


“El futuro es ese periodo de tiempo en el cual prosperan nuestros negocios, nuestros amigos son verdaderos y nuestra felicidad no se discute”
Ambrose Pierce (1842-1914). Escritor estadounidense.


El futuro

Can Resolis. En el Carrer Tordera 28, en Plaça Raspall. Barrio de Gràcia
Viernes 1 de abril 20.30 a 23. 10 europeos, que incluyen:

a) 2 consumiciones a elegir entre café, té, vino, cerveza, refresco;
b) tapeo elegante: papas bravas, tortilla, croquetas, etcétera

c) la actividad, por supuesto

Afrontamos el café ciento dos con el tema preferido de las madres; nuestro futuro. Ellas lo ven siempre negro si no se les hace caso. Veremos quien tiene agallas a venir con su propia madre a la francachela de mañana.
El futuro tiene muchos enemigos, muchos cautos enemigos de la ingenuidad que postulan que sólo se puede actuar en el presente y que hacer conjeturas futuristas no puede sino inducirlo a uno a la confusión. Ligado íntimamente con las ideas de utopía o planificación -conceptos, que por cierto, todavía no hemos abordado-, el futuro tiene la particularidad de ser un concepto mucho más oscuro e indefinido, que igual puede valer para un roto que para un descosido.
Los libros de autoayuda para ejecutivos te ayudan a encontrar un futuro mejor “a nivel individual”, por otro lado, los filósofos de la historia y los teólogos velan por el futuro de la humanidad. Algunos ven un happy end con un universo colonizado por naves espaciales humanas y alegres humanos inmortales y otros -más cercanos a las ciencias ocultas- señalan el fin de todo lo existente -o del planeta vivo conocido- para el 21 de diciembre del 2012. Non Future.
Otro tema apasionante que se solapa con el del futuro es el de la ciencia ficción. En el contexto de Guerra Fría entre EEUU y la URSS, hubo un boom entre los escritores norteamericanos simpatizantes con el enemigo soviético. Como no podían expresar sus preferencias por el sistema político rival, la mayoría de sus epítomes acabaron dedicándose a escribir libros de ciencia ficción futurista. La ciencia ficción tiene muchos parecidos con las matemáticas, es abstracta y son pocos los elegidos que se meten en ese delicioso crudo mundo, para salir de vez en cuando con auténtica melancolía a combatir con las miserias -o no tanto- del presente.
El caso es que el tema, como su propio nombre indica, es ilusionante porque dá rienda suelta a nuestra imaginación. Incluso en los casos más estremecedores, como el de un futuro apocalíptico a lo planeta de los simios, uno no puede evitar sonreir imaginando que ya no estará allí para padecerlo. O sí. Y Fukushima qué.

Raulmismamente@gmail.com (comisario)         651147461

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s