“De lo que no se puede hablar, hay que callar”
Ludwig Wittgenstein (1889-1951) Filósofo austriaco.

“Un idioma universal, si existiera, sería sin duda, por su naturaleza, el más esclavo, pobre, tímido, monótono y feo de los lenguajes”
Giacomo Leopardi (1798-1837) Poeta italiano.

En nuestra web sale más cuca la propaganda y se puede meter baza:
http://www.mismamente.org/blog

El lenguaje

Can Resolis. En el Carrer Tordera 28, en Plaça Raspall. Barrio de Gràcia
Viernes 11 de diciembre 20.30 a 23. 10 euros, que incluyen:

a) 2 consumiciones a elegir entre café, té, vino, cerveza, refresco;
b) tapeo elegante: papas bravas, tortilla, croquetas, etcétera

c) la actividad, por supuesto

Decía Goethe que quien no habla otros idiomas tampoco entiende el suyo, y razón no le faltaba. En una época como la nuestra, en la que incluso los problemas metafísicos son reducidos a una simple cuestión de lenguaje, no podemos arriesgarnos a construir una nueva torre de Babel. A los lenguajes naturales, los lógico-matemáticos y los artísticos se han sumado una plétora de códigos transversales, técnicos y tecnológicos, neologísticos y a menudo crípticos.
La traducción entre idiomas no es fácil. Hay quien pondría en duda que gato, gatto, cat, katze y neko denoten realmente la misma entidad. Pero, sin llegar a estos extremos escépticos, todos nos damos cuenta de los abismos lingüísticos que separan un tratado de veterinaria alemán, un cuento de gatos japonés, el “Duetto buffo di due gatti” de Rossini o “Riña de gatos” de Goya.

Parafraseando Russell, y a la vez Leopardi, un lenguaje en el que a cada palabra correspondiera un solo ente o atributo sería contemporáneamente el más claro y el más soso de todos los lenguajes. La riqueza y las posibilidades expresivas de las palabras derivan de su ambigüedad, de su interpretación variable según el contexto y, en definitiva, de la multiplicidad de sus aplicaciones. Sin embargo, todas estas características son las mismas que están a la base de la incomprensión y del malentendido.
Para que un lenguaje pueda comunicar, y no sólo describir, hace falta que nos pueda engañar.

En el café de este viernes, como siempre, nos fijaremos en la búsqueda de las condiciones constituyentes del lenguaje: ¿Qué es lo que distingue un conjunto de sonidos o de signos en un papel de un lenguaje articulado? ¿Por qué 10 palabras no son suficientes para un lenguaje, 2000 forman un buen vocabulario y 300000000 serían redundantes? ¿Podemos comunicar sin un lenguaje?

Dudas y preguntas:

lorenzomismamente@gmail.com (moderador) 615553407

raulmismamente@gmail.com (comisario) 651147461

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s