“Sin prejuicio no hay juicio”

Hans Georg Gadamer, (1900-2002) Filósofo alemán.

“El sentido común es el conjunto de prejuicios que se han quedado en nuestras mentes antes de los 18 años”

Albert Einstein (1879-1955) Fisico alemán.

Tema: Los prejuicios

BAR LENNON

Viernes 23. 20:30 a 22:30
Placeta Joan Lennon (Grácia)

8 euros
El precio incluye dos consumiciones a elegir: café, té, vino, cerveza, refresco;
¡Y elegantes pinchos!

Mismamente ya tiene despacho y falta poco para que llegue el momento en que podrá ofreceros consultas privadas y presentaciones sobre su método de ayuda filosófica. Mientras tanto, y como siempre, os invita a sus apasionantes cafés. Nunca un café tuvo tantas emociones fuertes. Esta semana hablamos de prejuicios. Las dos horas se nos quedarán estrechas en el intento de liberarnos de ellos.

El asunto es especialmente delicado porque es muy fácil dejarse engañar por una visión totalmente negativa de los prejuicios. De hecho, cuando tomamos nuestros prejuicios como verdades surgen incomprensiones con los demás, nacen barreras entre nuestras ideas y la variedad del mundo. A la raiz de las teorías racistas y de las marginaciones se encuentran prejuicios debidos a la falta de conocimiento y, en general, los prejuicios sirven a menudo como justificación de actitudes injustificables.

Sin embargo el prejuicio, etimológicamente, no es nada mas que un juicio que viene antes del juicio. Es inevitable tener prejuicios en la medida en que nadie nace conociendo el mundo sino lo descubre poco a poco. Incluso, cuando nos acercamos a alguna idea o persona nueva, es necesario tener prejuicios. Es una herramienta fundamental que nos permite crearnos, en un segundo momento, creencias mas sólidas sobre lo que nos rodea .

El mundo está tan lleno de chatarra que conocerlo del todo parece una tarea ardua. Los prejuicios nos ayudan allá donde, por falta de tiempo e interés, no podemos investigar una realidad mas profunda.
Pero, entonces ¿De donde sale el lado oscuro del prejuicio? ¿Porque la gente llega a confiar ciegamente en sus prejuicios cuando es propio del prejuicio el ser un juicio defectuoso?

Y, más fascinante aún. ¿Cuando se pasa del prejuicio al juicio?
¿Cuando podemos decir que tenemos un conocimiento adecuado de algo?
¿Hay algo en medio entre  el prejuicio y juicio?

El método del café es sencillito, muchos lo conoceis. Primera hora de toma de contacto con experiencias autobiográficas, batallitas o narraciones sobre el tema en cuestión. Y en la segunda hora ya vamos al marro del asunto, apropiándonos del imaginario colectivo de la primera hora. Ni que decir tiene que para que todo discurra sin melodramas hay que llegar a la hora indicada sin retraso.

Contactar con:

lorenzomismamente@gmail.com 677361143
raulmismamente@gmail.com 651147461

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s