“Si todo el año es fiesta, divertirse es más aburrido que trabajar”
“Toda acción obligada se hace desagradable”
Aristóteles.



Tema: El trabajo

BAR LENNON

Viernes 9. 20:30 a 22:30
Placeta Joan Lennon (Grácia)

8 euros
El precio incluye dos consumiciones a elegir: café, té, vino, cerveza, refresco;
¡Y elegantes pinchos!

Seguramente sea el trabajo el tema que han tocado más cantidad de filósofos. Algunos lo han encumbrado como mal menor para hacer la vida soportable mientras que otros  lo han demonizado por estar desvinculado de la acción genuina, llegando incluso a ser considerado como el gran castigo , -en el paraíso no se curraba-. Lo que está claro es que hay muchísima tela que cortar. Se ha convertido en un concepto confuso y ambigúo que manejamos a lo tonto y que funciona como un mito que se dá por supuesto para explicar amplias parcelas de la realidad de nuestra vida cotidiana.  Tenemos al ocio como la otra cara del trabajo. También tenemos el extendido mito de que el trabajo dignifica, incluso del mito de que el trabajo nos hace libres. Hay un día del trabajo y otro muy distinto, del trabajador. Etcétera.
Si algo está claro con el trabajo, es que, al hilo de la frase inicial de Aristóteles, la motivación es irrelevante. Por mucho que sueñes con ser futbolista, estrella de rock, vago profesional, comisario de un café filosófico o incluso notario, una vez que lo consigas, no te gustará ese trabajo. Con lo cual, los mejores trabajos seran los que “menos se parezcan a un trabajo”: libertad de horarios, uno es su propio jefe, etc.  De ahí partimos para este café -o cerveza- filosófica tanto raulmismamente como lorenzomismamente, lo cual no hace sino motivar a los que no coincidan con nosotros para que acudan a repartir ostias. Esto de las ostias es un recurso literario, claro está.
El método del café es sencillito, muchos lo conoceis. Primera hora de toma de contacto con experiencias autobiográficas, batallitas o narraciones sobre el tema en cuestión. Y en la segunda hora ya vamos al marro del asunto, apropiándonos del imaginario colectivo de la primera hora. Ni que decir tiene que para que todo discurra sin melodramas hay que llegar a la hora indicada sin retraso.
La semana pasada incorporamos papel y boli. Por otro lado sigue sin igualarse el porcentaje entre chicos y chicas. Un empujoncito desde aquí para los machos para que vengan y nos acerquen a la paridad.
Como curiosidad el otro día me fijé en un detalle. Los que vienen sólos al café, sin casarse con nadie, rápidamente se aficionan y repiten. Sin embargo los que vienen en grupos, quizás por encarar la actividad con menos frescura y mayor secuestro psicológico-sentimental, no le cojen tanta afición a esta que podríamos llamar actividad más radical del ocio barcelonés. Porque vamos a la raíz. Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s