La experiencia del café filosófico me resulto enriquecedora, no sólo por la charla en sí,sino por la posibilidad de tontear con chicas,conocer gente interesante y dialogar a partir de una palabra,que quizá como la vida misma encierra teselas de significados que sólo consiguen la unidad a través del debate, la risa y los enfados de moderador y comisario. El intercambio de opiniones lleva a la puesta en común, un imposible posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s